BLOG

WRTWERWERWEFSE

  • La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven

    La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven

    La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven El pasado 23 de octubre se realizó en la casa de Embajador de la Argentina en Israel el Sr. Mariano Caucino un evento de networking el cual fue organizado por Young Tel Aviv Profesionals, el grupo familiar empresarial Viña Memorias y nuestra Magazine Orientemedio.news El evento contó con la…

  • Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión Por: Galia Lindenstrauss y Ramí DanielFuente: INSSTraducción: Gastón Saidman Desde que se conocieron los resultados de las elecciones locales celebradas en Turquía a finales de marzo y las derrotas sufridas por el Partido Justicia y Desarrollo, entre otros, en las principales ciudades, Turquía ha…

  • ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel? Por: Eldad Shavit y Dr. Check FreilichFuente: INSSTraducción: Gastón Saidman En las últimas semanas, la administración estadounidense y el presidente Biden han advertido repetidamente que no pueden permanecer indiferentes ante una operación israelí en Rafah que no irá precedida…

  • Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado Por: Gastón Saidman   El título del siguiente artículo contiene la frase “orden mundial”. Probablemente la hayas oído decir especialmente a los presidentes de los Estados Unidos, “The New World Order”. En este contexto hubo un grupo de países occidentales en particular que se alinearon con las…

Actividades Acuerdos de Abraham Análisis Economía Embajada de Argentina Embajada de Chipre Embajada de Costa Rica Embajada de España Embajada de Panamá Embajada de Perú Irán Israel Jordania Libano Líbano

  • La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven

    La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven

    La Embajada Argentina en Israel Promueve el Emprendimiento Joven El pasado 23 de octubre se realizó en la casa de Embajador de la Argentina en Israel el Sr. Mariano Caucino un evento de networking el cual fue organizado por Young Tel Aviv Profesionals, el grupo familiar empresarial Viña Memorias y nuestra Magazine Orientemedio.news El evento contó con la…


  • Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión Por: Galia Lindenstrauss y Ramí DanielFuente: INSSTraducción: Gastón Saidman Desde que se conocieron los resultados de las elecciones locales celebradas en Turquía a finales de marzo y las derrotas sufridas por el Partido Justicia y Desarrollo, entre otros, en las principales ciudades, Turquía ha…


  • ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel? Por: Eldad Shavit y Dr. Check FreilichFuente: INSSTraducción: Gastón Saidman En las últimas semanas, la administración estadounidense y el presidente Biden han advertido repetidamente que no pueden permanecer indiferentes ante una operación israelí en Rafah que no irá precedida…


  • Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado Por: Gastón Saidman   El título del siguiente artículo contiene la frase “orden mundial”. Probablemente la hayas oído decir especialmente a los presidentes de los Estados Unidos, “The New World Order”. En este contexto hubo un grupo de países occidentales en particular que se alinearon con las…


  • Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

  • ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

  • Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

  • El Comité de la Diáspora celebró un debate de emergencia sobre el antisemitismo en las universidades

  • Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Las relaciones Turquía-Israel se encuentran en un peligroso punto de inflexión

    Por: Galia Lindenstrauss y Ramí Daniel
    Fuente: INSS
    Traducción: Gastón Saidman

    Desde que se conocieron los resultados de las elecciones locales celebradas en Turquía a finales de marzo y las derrotas sufridas por el Partido Justicia y Desarrollo, entre otros, en las principales ciudades, Turquía ha tomado una serie de duras medidas contra Israel en el contexto de la guerra en la Franja de Gaza. Algunas de estas medidas se apartan de los patrones políticos anteriores de Ankara, incluidas las adoptadas durante las operaciones realizadas por Israel en la Franja de Gaza en el pasado y que también fueron el telón de fondo del deterioro de las relaciones entre los países. Esta anomalía requiere una revisión de las relaciones bilaterales y preparación para un cambio en los supuestos y acuerdos básicos sobre la probabilidad de escenarios extremos entre Turquía e Israel. Esta anomalía también plantea dudas sobre el lugar de Turquía en los balances globales y regionales. La posición turca crea fricciones con Estados Unidos en un momento en el que parecía que las relaciones Ankara-Washington estaban en una tendencia positiva. El apoyo turco a Hamás y el acercamiento con Irán también pueden poner en peligro los procesos de normalización entre Turquía y los países árabes moderados.

    Desde el comienzo de la guerra en la Franja de Gaza, Turquía ha sido uno de los países que destacó en su retórica dura hacia Israel, pero siguió un patrón similar al que se pudo ver en rondas anteriores de enfrentamientos entre Israel y los palestinos. Aunque esta retórica extrema estuvo acompañada de ciertas medidas prácticas por parte de Ankara, como la cancelación de eventos planificados conjuntamente y el regreso del embajador a las consultas, todavía no estaban a un nivel que Israel no pudiera acomodar. Sin embargo, en abril se produjo un punto de inflexión y algunas de las medidas adoptadas por Turquía ya apuntan a un cambio real en el patrón de relaciones. El paso más dramático fue el anuncio a principios de mayo sobre el cese total del comercio con Israel. Esta decisión es una continuación de la prohibición vigente desde abril de exportar a Israel 54 categorías de productos. La decisión de cese total, que entró en vigor de inmediato, también es inusual en una visión comparada de otros conflictos en el mundo y, sobre todo, en relación con la conducta de Turquía hacia otros actores.

    Hasta la fecha, tanto los gobiernos de Turquía como de Israel han logrado aislar las relaciones comerciales de los trastornos políticos entre ellos. La segunda década del siglo XXI, que fue una “década perdida” en las relaciones turco-israelíes, se caracterizó por un aumento constante del comercio entre los países incluso en tiempos de crisis, por ejemplo después del incidente de Mármara o el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel por el presidente estadounidense Donald Trump. El volumen del comercio bilateral entre los países ya disminuyó en 2023 a 5.700 millones de dólares desde un máximo de 8.000 millones de dólares en 2022. Sin embargo, incluso después de esta disminución, el volumen de comercio sigue siendo muy significativo y Turquía se encuentra entre los cinco mayores exportadores a Israel. Debido a esto, la decisión turca tendrá un impacto en una amplia gama de actores empresariales y seguramente conducirá a aumentos de precios en Israel.

    Las buenas relaciones entre Turquía y Hamás también han sido un tema de disputa entre Israel y Turquía durante muchos años. El hecho de que los dirigentes de Hamás sean recibidos con gran respeto en Turquía después del 7 de octubre y se comporten allí como si fuera su nueva base de operaciones ante la creciente presión sobre Qatar para que expulse a los dirigentes de Hamás de su territorio, hace que la situación sea más compleja.  No parece que Turquía esté reconsiderando sus relaciones con Hamás después de la guerra; al contrario, sólo son evidentes declaraciones y acciones que muestran que Turquía tendrá dificultades para aceptar un escenario en el que el fin de la guerra esté vinculado a la derrota completa de Hamás. Si bien muchos países de Europa y Oriente Medio diferencian claramente entre la cuestión palestina y el destino de Hamás y promueven planes que combinan la promoción de los intereses palestinos con un esfuerzo por debilitar a Hamás, Turquía presenta a la organización como un socio natural para cualquier plan futuro. Esta posición crea fricciones entre el gobierno turco y otros gobiernos de la región y de Occidente, y lo posiciona como un actor con posiciones extremas y como un factor problemático.

    Otras medidas turcas contra Israel fueron el anuncio de que Turquía se sumaría a la demanda presentada por Sudáfrica contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia acusándolo de genocidio. Hasta ahora, Turquía ha estado involucrada en aspectos de guerra legal contra Israel, pero no de manera tan flagrante. Turquía también estrenó oficialmente en abril un documental llamado “El Testimonio”, que supuestamente documenta los crímenes de guerra de Israel en Gaza. Ankara incluso se negó a condenar los ataques iraníes contra Israel del 13 y 14 de abril y emitió una declaración tras el incidente en la que se enfatizaba la responsabilidad de Israel por la escalada. Además, el gobierno turco ha permitido efectivamente la continuación de los preparativos para una nueva flotilla planificada hacia las costas de Gaza. La flotilla ya debía partir a finales de abril, pero aparentemente los esfuerzos diplomáticos, encabezados por los Estados Unidos, llevaron a Guinea-Bissau a no permitir que dos de los barcos de la flotilla (entre ellos un carguero) navegaran bajo su bandera. Al mismo tiempo, un ciudadano turco, un imán (por lo tanto, un funcionario), que se encontraba en Jerusalén como parte de una peregrinación organizada por la Autoridad de Asuntos Religiosos de Turquía, apuñaló a un oficial de policía del MGB en la Ciudad Vieja el 30 de abril. , el primero que sucedió en Israel por parte de un ciudadano turco, tuvo lugar aunque, según su decisión independiente, testificó sobre la profundidad de la incitación contra Israel en Turquía y, por lo tanto, requiere un nuevo examen sobre la política de aprobación de visas de turistas para ciudadanos turcos.

    La decisión turca de suspender el comercio se puede explicar, entre otras cosas, como resultado de presiones internas: la opinión pública turca es abrumadoramente hostil hacia Israel. En Turquía se escucharon repetidos llamamientos para el cese del comercio con Israel, lo que puso de relieve la hipocresía de la conducta del gobierno turco cuando, por un lado, utiliza una dura retórica contra Israel y, por otro, continúa comerciando con él. Los resultados de las elecciones locales celebradas el 31 de marzo, tras una campaña en la que la cuestión del comercio con Israel fue central, así como el ascenso y éxito en las elecciones del Nuevo Partido del Bienestar, partido islamista que reclutó votantes decepcionadospor las contradicciones en la conducta del presidente Recep Tayyip Erdogan, ilustró el costo político de esas contradicciones, parte del núcleo tradicional de apoyo a Erdogan que castigó la continuación del comercio con Israel y, como resultado, el campo conservador en Turquía se dividió, lo que permitió la victoria de la oposición. El endurecimiento de la posición del Gobierno pretende, por tanto, silenciar algunas de las críticas en su contra y devolver a Erdogan los votantes, esenciales para la continuación de su mandato a medio plazo.

    Post del Ministro de Exteriores israelí Israel Katz

    “@RTErdogan está rompiendo acuerdos al bloquear puertos para las importaciones y exportaciones israelíes. Así es como se comporta un dictador, ignorando los intereses del pueblo y de los empresarios turcos e ignorando los acuerdos comerciales internacionales. He dado instrucciones al Director General de la @IsraelMFA comprometerse inmediatamente con todas las partes relevantes del gobierno para crear alternativas para el comercio con Turquía, centrándose en la producción local y las importaciones de otros países.

    Israel surgirá con una economía fuerte y audaz.

    Nosotros ganamos y ellos pierden.”

    La radicalización del tono turco también forma parte de los esfuerzos de Ankara por influenciar en el curso de la guerra y de Gaza. Desde el comienzo de la guerra, el gobierno turco, que en los últimos años ha estado tratando de promoverse una posición regional central, ha hecho mucho para desempeñar un papel importante en la campaña. Se ofreció como mediadora, lo que a su juicio también justificaba su silencio ante los ataques de Hamás e Irán, y también contribuye de manera más significativa a la franja, ya desde una etapa temprana de la guerra. Turquía incluso propuso un modelo para garantizar la seguridad de los palestinos en el que desempeñaría un papel activo,pero las propuestas turcas no fueron aceptadas positivamente por las partes interesadas, por lo que no influyó en los distintos procesos sobre el terreno. El endurecimiento del tono contra Israel y el claro apoyo a Hamás marcan, por tanto, un intento por parte de Turquía de redefinir su papel como partidario vital de Hamás y, por tanto, de ganar la influencia que no ha logrado hasta ahora. Además, los responsables de la toma de decisiones en Turquía consideran que el primer ministro de Israel, se encuentra en un punto débil y no completará su mandato en Israel.

    Sin embargo, estas explicaciones no explican por sí solas la profundidad del cambio que se ha producido en la política turca hacia Israel y los riesgos que Ankara ha asumido en este contexto. La decisión turca de detener el comercio con Israel en particular y la posición turca hacia la guerra en general no sirven a los intereses de la Realpolitik. Con el cese del comercio con Israel, la economía turca pierde una importante fuente de divisas. La violación unilateral e inmediata del acuerdo de libre comercio expone a Turquía a una demanda israelí ante las organizaciones internacionales y también socava su credibilidad ante los ojos de todos sus socios Y, además, la postura extrema de Turquía a favor de Hamás la aísla.

    La visita del Presidente de Turquía a Washington, que debía realizarse en mayo, fue pospuesta y cancelada, incluso antes de la decisión de suspender el comercio con Israel. Parece, por tanto, que el rechazo fue una medida preventiva por parte de Turquía, que sabía que iba a intensificar la línea contra Israel y temía las críticas de Washington. Esto es una prueba más de una desviación de las consideraciones de la realpolitik, ya que la visita era importante para Erdogan y algunos interpretaron el acuerdo de Turquía con la entrada de Suecia en la OTAN en enero de este año como motivo, entre otras cosas, por el deseo de realizarlo. Ahora, puede provocar nuevamente oposición en Estados Unidos a completar el acuerdo.

    El dilema que enfrenta Israel no es sencillo. En una conferencia de prensa, Erdogan afirmó que cortar las relaciones comerciales con Israel es un medio para forzar un alto el fuego en la guerra en Gaza, lo que deja una posibilidad para la renovación de las relaciones económicas una vez finalizada. Pero la medida turca es demasiado drástica para volver a incluirla en su agenda, aunque sea temporal. Más allá de eso, si efectivamente ha habido un giro estratégico en la relación de Turquía con Israel, que la acerca más a la condición de Estado enemigo peligroso que a la de un Estado rival principalmente a nivel retórico, entonces está claro que esto también trae implicaciones más allá del aspecto económico. Otros países también deberían estar muy preocupados por la medida turca, incluidos Estados Unidos, los países suníes del Golfo y los países de la Unión Europea, especialmente los del sur. La voluntad de Turquía de arriesgarse a dar un paso como el que dio contra Israel indica con considerable probabilidad el regreso de la provocativa política turca al primer plano, como la experimentada en 2019-2020, y el fortalecimiento de las consideraciones ideológicas y del interior turco en la configuración de la política exterior turca a expensas de consideraciones de realpolitik. Una pregunta importante que surge en este contexto y que no tiene una respuesta clara en este momento es si se trata de un fenómeno limitado a las relaciones entre Turquía e Israel, relacionado con los acontecimientos en el ámbito israelí-palestino y sus características especiales, o si se trata de un giro general en la política exterior turca.

    Autores

    La Dra. Galia Lindenstrauss es investigadora principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional y editora de Strategic Update. Se especializa en la política exterior contemporánea de Turquía. Sus otras áreas de interés son los conflictos étnicos, la política exterior de Azerbaiyán y la cuestión chipriota. Ha publicado muchos artículos sobre estos temas y sus opiniones y comentarios aparecieron en todos los principales medios de comunicación de Israel, así como en National Interest, Hurriyet Daily News e Insight Turkey. Tiene un doctorado del Departamento de Asuntos Exteriores. Relaciones Internacionales en la Universidad Hebrea Fue becaria postdoctoral en el Instituto Leonard Davis de Relaciones Internacionales e investigadora visitante en el Centro de Política Bipartidista en Washington.

    El Dr. Rami Daniel es investigador del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional y estudiante de doctorado en el Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Su tesis doctoral trata sobre las relaciones entre Turquía e Israel durante el período de la “Segunda República” (1960). -1980). Utiliza el análisis de los acontecimientos destacados en las relaciones durante este período para probar las teorías sobre las conexiones entre la política interior y la política exterior y, en particular, el impacto de los procesos de democratización en la formulación de la política exterior. Pasante en el Instituto de Política del Pueblo Judío (JPPI), fue asistente de investigación en el Centro Israelí para el Estudio del Tercer Sector de la Universidad Ben Gurión de Turquía. Sus otros intereses son: la política europea, la política canadiense y quebequense, las ideologías nacionales y sus influencias políticas. Tiene una licenciatura y una maestría de la Universidad de París y de la Ecole Normale Supérieure de Paris.

  • ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    ¿Qué hay detrás de la amenaza de Biden de detener el suministro de armas a Israel?

    Por: Eldad Shavit y Dr. Check Freilich
    Fuente: INSS
    Traducción: Gastón Saidman

    En las últimas semanas, la administración estadounidense y el presidente Biden han advertido repetidamente que no pueden permanecer indiferentes ante una operación israelí en Rafah que no irá precedida de un plan viable para evacuar a la población palestina concentrada en la zona y que será coordinado previamente con los Estados Unidos. Por tanto, no debería sorprendernos su decisión de retrasar el envío de bombas de precisión y la advertencia de Biden de que “si Israel continúa su invasión de Rafah dejaremos de suministrarle armas ofensivas”.

    Según Biden el expresó lo siguiente, “les dejé claro que si entran en Rafah no les proporcionaré las armas que se utilizaron en el pasado”. Se estima que, más allá de la cuestión de Rafah, la administración también sigue preocupada por el hecho de que, en su opinión, Israel hasta ahora no ha presentado una estrategia política clara para el día después de la guerra, a diferencia de una administración que todavía está comprometida a lograr un acuerdo de rehenes que, en su opinión, abrirá la puerta a promover un movimiento amplio para rediseñar la arquitectura regional. Además, el compromiso inequívoco demostrado por el presidente Biden desde el primer momento con la seguridad de Israel y el amplio apoyo político y militar que otorgó, le permite, en su opinión, mostrar implicación e influir en los acontecimientos para que se alineen también con los intereses de los Estados Unidos.

    El sistema electoral y la oposición entre algunos electores democráticos a la política de la administración son un componente de la política, pero esta no debería ser la única razón de las decisiones de la administración con respecto a Israel. Después de siete meses de guerra en Gaza, cuando el reloj de arena político en el ámbito internacional se ha agotado, y frente a un escenario de deterioro generalizado frente a Hezbolá, está claro para todos que Israel debe seguir viendo la preservación de la soberanía estadounidense, respaldo como un objetivo estratégico sin el cual no tiene la capacidad de alcanzar sus objetivos en la guerra a largo plazo. Para garantizar esto, también debe tener en cuenta los intereses estadounidenses. La administración, por su parte, pretende seguir cumpliendo su compromiso de defender a Israel, como también quedó reflejado en la coordinación y asistencia para frustrar el ataque iraní del 14 de abril y la reciente aprobación de un paquete especial de ayuda de 14.500 millones de dólares. Por lo tanto, Israel debe atenerse a su política hasta ahora, coordinar sus medidas con la administración y, sobre todo, comprender que las medidas de la administración no son una expresión de que Estados Unidos abandone su apoyo, sino más bien un temor real de que, sin un acuerdo de rehenes y sin una visión política clara para el “día después”, la alternativa es la continuación de la guerra sin la capacidad de traducirla en un movimiento político amplio que garantice el objetivo de eliminar la capacidad de Hamás en controlar la Franja, no podrá echar una mano en esto y aumentará la probabilidad de que se le exija tomar medidas adicionales contra Israel.

    Eldad Shavit, Coronel (res.) se incorporó al Instituto a principios de 2017 como investigador senior, tras una larga carrera en la AMAN y la Oficina del Primer Ministro en Tel Aviv. Su último puesto en la AMAN fue asistente de evaluación del jefe de la división de investigación y en la Oficina del Primer Ministro se desempeñó (2011-2015) como jefe de la división de investigación. En estos puestos fue responsable de formular evaluaciones de inteligencia a nivel regional. y asuntos internacionales. En 1994-1995 se desempeñó como jefe de inteligencia en la Oficina del Secretario Militar del Primer Ministro y ministro de Seguridad.
    Eldad tiene una maestría en estudios de Asia Oriental y una licenciatura en estudios de Medio Oriente en la Universidad de Tel Aviv.

    El Dr. Chek Freilich, ex subdirector del Consejo de Seguridad Nacional, es investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional. Freilich fue miembro del establishment de seguridad durante más de dos décadas. Al finalizar su trabajo en el gobierno, trabajó durante muchos años como investigador principal en la Escuela Kennedy y profesor en Harvard, y ahora es profesor en las universidades de Tel Aviv, Columbia y NYU. También es el editor principal del Israel Journal of Foreign Affairs.
    Freilich se especializa en una variedad de temas de seguridad nacional de Israel, incluida la percepción de la seguridad, los procesos de toma de decisiones, las relaciones entre Israel y Estados Unidos, Irán y la amenaza cibernética.

  • Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Ante el nuevo orden mundial, Israel puede verse perjudicado

    Por: Gastón Saidman  

    El título del siguiente artículo contiene la frase “orden mundial”. Probablemente la hayas oído decir especialmente a los presidentes de los Estados Unidos, “The New World Order”.

    En este contexto hubo un grupo de países occidentales en particular que se alinearon con las reglas cambiantes de quienes lideraron gran parte de la arena política internacional; está claro que en este eje se encuentra Israel representando a Medio Oriente.

    Esa oscura mañana del 7 de octubre del 2023, sin duda afectó a la sociedad israelí dejándola en un trauma difícil de superar. El gobierno israelí, que, si bien ya estaba pasando por su peor momento en la política interna, se enfrentó a un combate: la lucha contra la crítica opinión del mundo. Aun cuando esta no fue la primera vez, en esta ocasión tuvo que enfrentarse a quienes hasta la fecha fueron sus amigos, porque quizás las potencias internacionales cambiaron el juego de “el nuevo orden mundial”, donde parece que ya no tiene tanta influencia y su conducta podría hacerle perder muchas oportunidades que fueron trabajadas duramente para conseguirlas, como, por ejemplo: la normalización con el resto de los países islámicos.

    Los “Acuerdos de Abraham” fueron pasos muy importantes para Israel en esta última era. La posibilidad de normalizarse con un estado islámico le dio al gobierno israelí una sensación de seguridad que incluso podríamos calificar de arrogancia. Estas nuevas relaciones despertaron el interés de poder alcanzar una normalización también con Arabia Saudita, donde supimos públicamente que las relaciones con el reino sí existían hace muchos años, pero de forma discreta.

    Mapa político del Medio Oriente

    Israel entre los Estados Unidos y Arabia Saudita

    El nuevo liderazgo del gobierno estadounidense de Biden trajo cambios significativos en Medio Oriente. Primero observamos que Estados Unidos comenzó a distanciarse de sus aliados en la región; un claro ejemplo de esta afirmación fue la retirada de Afganistán, al tiempo que expuso a sus ciudadanos ante la amenaza de los talibanes, lo que puede haber sido el primer paso para el “nuevo orden mundial”, de lo que estamos hablando, pero aún no estamos tan seguros de qué se trata.

    Afganistán

    Los roles también se han modificado. Egipto ya no es el principal mediador entre Oriente y Occidente, su posición como árbitro entre Israel y Hamás cambió cuando Qatar se convirtió en uno de los principales contribuyentes de la organización terrorista, y ahora, si el gobierno egipcio quiere abordar el conflicto entre Israel y Hamas como mediador, será una labor que tendrá que compartir con Arabia Saudita.

    Antes del atentado del 7 de octubre reinaba un ambiente positivo con grandes esperanzas de poder alcanzar un acuerdo de normalización entre Israel y Arabia Saudita, pero este último pedía claramente que Israel tuviera en cuenta una cosa en concreto, la cuestión palestina.

    Esta afirmación no es nueva e incluso el Príncipe Salman anunció públicamente su interés en  este último reclamo; el problema fue que el gobierno israelí, orgulloso de su logro al llevar a Arabia Saudita a este punto, se mostraba como si estuviera ignorando la causa palestina, sin dar una respuesta clara.

    Hoy Israel necesita más que nunca a sus aliados, pero el nuevo orden mundial refleja lo siguiente: a) Estados Unidos está menos comprometido, como ejemplo, la reciente votación en la ONU para alcanzar un alto al fuego, en donde la vicepresidente estadounidense optó por no votar dejando a Israel a su suerte, b) Qatar, que le hace sombra a Egipto junto con Irán y el eje antioccidental, y c)Arabia Saudita, que desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás presenta una fría imagen hacia Israel.

    Si analizamos el panorama general, vemos que Occidente está más cerca de Oriente, pero en el que Israel no tiene un papel principal. La administración Biden podría haber llegado a acuerdos con Arabia Saudita para comenzar su retirada, como se indicó, pero la guerra del 7 de octubre cambió el rumbo y colocó a Israel bajo la negativa visión saudí, quien ahora tiene las cartas a su favor, un poder que obliga a  Israel a tener en cuenta el deseo de cooperar con la cuestión palestina, porque tal cosa daría al reino la posición de país líder en Oriente Medio y el mundo islámico, aprovechando al mismo tiempo una gran ventaja sobre su principal enemigo, Irán.

    Está claro que Israel desea poner fin a la guerra e iniciar un acuerdo de normalización con el mayor número posible de países islámicos, para ello tiene en cuenta la importante posición de Arabia Saudita en la región  y en el mundo como un país que reconstruirá  Gaza, y si esto suena como un enfoque positivo, el problema es que dentro de este proceder Israel no se compromete a tratar a Palestina como una autoridad, como si todavía hiciera oídos sordos o no entendiera el mensaje que le transmiten los enemigos con los que tiene oportunidad de llegar a un acuerdo.

    ¿Cuál será el nuevo orden mundial?

    Como todos sabemos, siempre hay acontecimientos detrás de la escena que son muy difíciles de descifrar incluso si se comprende el panorama. Está claro que el nuevo orden mundial ya no tiene a Israel como aliado principal ni tampoco lo descarta, pero ante las nuevas potencias nacidas con el paso de los años, Estados Unidos está planteándose sus nuevas alianzas.

    El eje occidental formado por EE. UU. e Israel ha cambiado y hoy es EE. UU. y Arabia Saudita, que últimamente están muy unidos, sobre todo para frenar la influencia de China e Irán en la región.

    Eje de resistencia de Irán

    Estados Unidos necesita su relación con Riad para obtener un suministro estable de petróleo y también para reducir los vínculos entre el reino y China en una serie de cuestiones, en particular la cooperación tecnológica, de seguridad y nuclear. Por el lado saudita está el acuerdo de defensa con USA que fortalecerá la seguridad del reino frente a Irán, la recepción de un avanzado sistema de defensa antimisiles estadounidense que incluye aviones 35F y asistencia estadounidense para establecer una infraestructura nuclear civil, incluida la operación de un circuito de combustible nuclear.

    No es nuevo que en política las amistades cambian, y hoy hay un acercamiento de intereses entre Arabia Saudita y Estados Unidos que piden a Israel cambiar su enfoque político. Esto podría fortalecer la relación entre los tres, pero hasta ahora el gobierno israelí no ha dado respuestas claras, y el resultado puede afectar a Israel y hacerle perder buenas oportunidades, como el establecimiento de una serie de fuerzas regionales lideradas por Estados Unidos y Arabia Saudita contra el eje de resistencia liderado por Irán, o la participación activa de Arabia Saudita, en la promoción de reformas en la Autoridad Palestina y en la estabilización y rehabilitación de la Franja de Gaza, junto con Egipto, haciendo de estos dos una imagen de ¡Los poderosos líderes de Medio Oriente!

    Hay que tomarse muy en serio la actitud de Biden, sobre todo en el último mes cuando tuvo que vivir el ataque iraní del que pudimos defendernos gracias a la ayuda de la inteligencia americana, Arabia Saudita e incluso Jordania, que vieron que los misiles atravesaban su cielo, tensaron sus relaciones con Irán.

    Creo que si bien como mencioné hay un cambio en este nuevo orden mundial, los ejemplos dados son solo la primera etapa del cambio. Estados Unidos ya ha iniciado su segundo paso que es utilizar la técnica del palo y zanahoria de repente con la cancelación de la transferencia de armas a Israel en el último momento. Esto fue un simple mensaje, fue un ultimátum, y esperemos que no nos digan: “Esta es la última oportunidad”.

  • El Comité de la Diáspora celebró un debate de emergencia sobre el antisemitismo en las universidades

    El Comité de la Diáspora celebró un debate de emergencia sobre el antisemitismo en las universidades

    Por: Gastón Saidman

    El 7 de mayo se celebró una reunión en el Comité de Absorción y Diáspora para informar sobre el desarrollo del antisemitismo en varias universidades del mundo. Durante el encuentro se escucharon confesiones de estudiantes de diferentes campus de universidades de Estados Unidos. El Presidente del comité Oded Forer exigió que el gobierno inicie un plan para combatir el antisemitismo.

    El debate tuvo la apertura por el Diputado Forer explicando lo siguiente:

    “El debate de emergencia que estamos celebrando hoy tiene lugar en medio de un gran tsunami de antisemitismo en todo el mundo, . el Estado de Israel necesita invertir mucho dinero y recursos para neutralizar la amenaza del antisemitismo en las universidades. La lucha contra el antisemitismo es responsabilidad de todos los ministerios gubernamentales. Intentamos obtener información sobre cuánto dinero invirtió el Estado de Israel en campañas en los Estados Unidos, pero no pudimos obtener esa cifra. El gobierno israelí debe establecer un plan gubernamental para combatir el antisemitismo, incluidos presupuestos y división de responsabilidades. Desde que estalló la guerra, la situación ha empeorado enormemente. El antisemitismo ha aumentado en todo el mundo contra los judíos en general y contra los estudiantes judíos en las universidades en particular. Las administraciones universitarias deberían ser la primera línea de defensa para controlar la ola de protestas. Se debe permitir la libertad de expresión pero se debe luchar contra el antisemitismo. El Estado de Israel puede y está obligado a actuar en el ámbito de la información y en el ámbito de la política exterior. En las redes sociales se difunden contenidos antisemitas y lanegación de la masacre. En el Estado de Israel no existe ninguna legislación que imponga responsabilidad en las redes sociales, sobre el contenido que en ellas se publica.”

    Los diversos estudiantes judíos que expresaron su preocupación por el creciente estado de antisemitismo, presentaron ejemplos del martirio que viven cuando desde el principio la palabra sionista se convirtió en algo negativo, desastroso y genocida. Frases como Hitler tenía razón, cerdo sionista y más, son sólo un ejemplo de la agresión que también tienen que soportar los estudiantes judíos, y lo más estresante es que todos los administradores universitarios parecen hacer la vista gorda, incluso llegan a cancelar clases por los disturbios, pero no pasa nada.

    .”Lishai Baker, estudiante de la Universidad de Columbia: “Estamos recibiendo llamadas violentas contra los judíos aquí que nos piden que regresemos a Polonia. Los judíos son expulsados de los grupos sociales si no abandonan sus costumbres o cambian sus opiniones”.

    Ministro Amichai Shikli, Ministro de la Diáspora:

    “Actuamos de manera selectiva contra las organizaciones antisemitas que operan en los distintos campus. Hay compañías radicales antisionistas de judíos que se preocupan por difamar a Israel en el mundo, y también actuamos contra ellos. Incluso antes de la actual ola de protestas, nos acercamos a instituciones académicas en Israel para facilitar las cosas a los estudiantes judíos de todo el mundo que quieren venir a estudiar a Israel y para eso el ministerio invirtio unos 5 millones de shekels. Estamos realizando investigaciones para identificar más fuentes de financiación para ellos. Hoy en día, los estudiantes judíos en los campus quieren acercarse al judaísmo, como rersultado de los ataques y amenazas que estan reciviendo. Los ataques en las universidades contra Israel no son sólo contra el pueblo judío sino contra los valores de todo el Occidente democrático y sólo el Ministerio de la Diáspora dedica 60 millones de shekels a la lucha contra el antisemitismo en las universidades; pretendemos exigir recursos adicionales para afrontar esta tarea”.

    William Daroff, director ejecutivo de la Conferencia de Presidentes: “Vemos que los disturbios en los campus han aumentado en los últimos meses, la magnitud de los acontecimientos nos sorprendió a todos. Los estudiantes judíos y sionistas en Estados Unidos se sienten inseguros. Las universidades son lugares de libertad de opinión y expresión, pero en este marco no hay justificación para declaraciones extremas contra Israel. Los acontecimientos a los que hemos estado expuestos son impactantes, los estudiantes judíos están bloqueados. Desde el inicio de las clases, los profesores aceptan plenamente la posición de Hamás y hay llamados a renovar la Intifada en Israel. El objetivo de las manifestaciones es asustar a los estudiantes y profesores judíos. Cada campus tiene una política diferente respecto a las manifestaciones públicas, Israel no está solo Y aquí en Estados Unidos agradecemos a los ciudadanos de Israel. Juntos superaremos este momento difícil”.

    Eric Fingerhut, director ejecutivo de las Federaciones de América del Norte: “Cuando estalló la guerra, lanzamos nuestras dos mayores campañas hasta la fecha para apoyar a los ciudadanos de Israel. Queremos asegurarnos de que Israel siga recibiendo apoyo de Estados Unidos para que pueda destruir a Hamás. Las manifestaciones y protestas contra Israel están organizadas y financiadas por partidos extranjeros de todo el mundo. Somos testigos de que los profesores participan en manifestaciones, lo tomamos en serio. Quienes odian a Israel también odian a Estados Unidos. Estamos muy preocupados por los estudios que muestran que la generación más joven apoya cada vez menos a Israel. La generación más joven consume sus noticias en las redes sociales, donde la opinión predominante está en contra de Israel. Debemos proteger a los judíos en la universidades. Cuando somos testigos de crímenes contra los derechos humanos, actuamos”.

    El presidente del comité, MK Forer, resumió la discusión:

    “La lucha contra el antisemitismo está llena de buenas intenciones por parte del gobierno israelí, pero si no hay un plan gubernamental claro con un presupuesto, no lograremos erradicar el fenómeno del antisemitismo en las universidades. Necesitamos elaborar planes operativos con presupuestos. Debería haber una oficina que lidere la iniciativa para luchar contra el antisemitismo. Debemos elaborar presupuestos para la actividad de los consulados pertinentes en el mundo. Debemos cooperar con las comunidades judías de todo el mundo para declarar el sionismoun valor a proteger, es necesario aprobar una legislación que permita imponer sanciones a las redes sociales en caso de distribución de contenidos antisemitas.

  • La lucha de Egipto por mantener su mercado energético en medio de los conflictos

    La lucha de Egipto por mantener su mercado energético en medio de los conflictos

    Por: Gastón Saidman  

    Entre las cosas positivas que vivió Oriente Medio en sus últimas décadas estuvo sin duda el descubrimiento de yacimientos de gas natural en el mar Mediterráneo. La zona costera se considera una zona económica entre Israel, Líbano y Chipre y abastece a países como Egipto, que también descubrió un yacimiento de gas en sus aguas económicas. Estos eventos están diseñados para proporcionar a Egipto la seguridad energética y eléctrica que tan desesperadamente necesita; además será el país que logre hacer la transición entre Israel y el resto de Medio Oriente, siendo parte de las propias exportaciones que son muy importantes para sus arcas nacionales. Sin embargo, se encontraron fallas que presentaron a Egipto un desafío energético junto con las consecuencias políticas creadas después de la guerra entre Israel y Hamás, y también por la situación actual de Oriente Medio en general.

    Las expectativas presentan un panorama bastante complicado para el futuro de la economía egipcia, empezando por el clima que aumentó la demanda de electricidad debido a la ola de calor, lo que obligó al gobierno a realizar cortes de energía en determinadas zonas del país.

    La crisis económica egipcia no pudo recuperarse por completo, lamentablemente las inversiones en el sector energético no se desarrollaron según las perspectivas, ya que yacimientos como ZOHOR y ORION no tenían las grandes reservas esperadas, por el contrario, sumaron más deudas, lo que obliga a Egipto a ser más dependiente de las importaciones israelíes de gas.

    Campo de perforación costa afuera de ZOHOR

    La guerra entre Israel y Hamás en Gaza obligó también a cerrar a finales de octubre el campo de perforación “Tamar” que Egipto compartía con Israel y del que extraía parte del suministro de gas licuado que servía simultáneamente como tránsito a Europa, y afectó aún más no sólo a la situación energética de Egipto, sino también a su economía en particular. La reanudación de las actividades de “Tamar” a mediados de noviembre provocó un suspiro de alivio en El Cairo y por supuesto, también en Israel. En cualquier caso, esto no solucionó los problemas, el conflicto en Yemen no impidió que algunos hutíes se movilizaran para ayudar a Hamás a través del Canal de Suez, afectando enormemente al transporte marítimo de mercancías y reduciendo considerablemente los ingresos económicos pagados a Egipto por ser el área de mediación, siendo esto una fuente de ingreso importante.

    Entre Israel y Egipto

    Israel, al igual que Egipto, no se encuentran en su mejor momento, por lo que deben fortalecer sus relaciones diplomáticas a través de la cooperación económica. A Egipto no le conviene que Israel bloqueé la exportación de gas, ya que esto significa que no podrá obtener beneficios de los países importadores. Lo mismo ocurre con Israel, en el caso de que Egipto no pueda entregarlo, esto significa que no tendrá acceso a otros países como hasta ahora. La guerra de Gaza provocó pérdidas de hasta mil millones de dólares en el mercado energético que afectaron a ambos países. Por lo tanto, Egipto tiene interés en poner fin a la guerra entre Israel y Hamás, pero todavía hay una gran incertidumbre sobre lo que sucederá después de la guerra. Egipto no está seguro de la cooperación de la parte israelí designada a ministros de la ultraderecha que expresan cierta negatividad para detener el problema.

    El dilema egipcio surge especialmente del temor de que la continuación de la guerra o su fin conduzca a una gran inmigración palestina en su territorio. Esto Israel lo ve como algo positivo, porque Egipto tendrá que cooperar con ellos y su beneficio será también porque ambos países comparten el interés de acabar con Hamás. Al gobierno egipcio no le conviene llegar a un acuerdo con un Hamás victorioso, por eso en El Cairo temen que la parte israelí aproveche esta situación para transferir a los palestinos a territorio egipcio contra su voluntad.

    Está claro que los descubrimientos de gas en el Mediterráneo oriental, junto con los acontecimientos recientes, han ayudado enormemente a la arquitectura regional, y por parte israelí hay un gran interés en la capacidad de cooperar. En las circunstancias actuales, de profundo enfriamiento en las relaciones entre Israel y Turquía, el deshielo de las relaciones Ankara-El Cairo forma parte de la estrategia turca de alinear a los países de Oriente Medio a su favor y colocar a Egipto una vez más en el papel de mediador logrando un acuerdo entre los tres en sus aguas económicas y renovar las relaciones entre Israel Turquía.

    Esperemos que Egipto sepa gestionar sus relaciones tomando las mejores decisiones; de este modo mostrará al mundo que merece ser reconocido como un país que logró el fin del conflicto entre Israel y Hamás y a su vez promover la agenda de la Autoridad Palestina. Así podrá centrarse en su nuevo plan económico. Esperemos que en los próximos días todo quede más claro.

Scroll al inicio